superior

viernes, 15 de septiembre de 2017

Lubina a la sal rellena de limón



El horneado a la sal, una técnica muy fácil,  cocinar a la sal es cómodo, rápido, limpio y el resultado es de lo más satisfactorio y de lo más ligero, cocinas sin calorías añadidas pero sabrosas y te llevaras más de una grata sorpresa cuando pruebes el resultado. El horneado a la sal,  permite que la lubina se cocine sin apenas grasa y quede jugosa y con un sabor suave y delicado. Prueba cocinar esta Lubina a la sal rellena de limón y repetirás.

Ingredientes para 4 personas

1 lubina de 1.200 g entera pero eviscerada 2,5 kg de sal gorda 1 limón 1 huevo Aceite de oliva Hierbas aromáticas Sal y pimienta

Lavar y secar la lubina, tanto por dentro como por fuera, pero no desescamarla. Cortar el limón en rodajitas finas.

Picar finas las hierbas aromáticas. Sazonar el interior de la lubina con un poquito de sal, pimienta y las hierbas aromáticas. Regar con un poquito de aceite y rellenar con las rodajitas de limón.

Poner la mitad de la sal gorda extendida en la bandeja del horno. Colocar la lubina en el centro y cubrirla con el resto de la sal gorda. Humedecer la superficie de la sal con un poquito de agua, presionar ligeramente con las manos para que la lubina quede completamente cubierta y pincelar con la clara.

Hornear a 220º C durante 25-30 minutos. Sacar del horno, golpear la superficie de la sal para romperla. Retirar la sal y la piel del pescado, sacar los lomos y servirlos.

Puedes acompañar la lubina a la sal con mayonesa o salsa tártara servida aparte, o incluso con una salsa dulce de fresas o frambuesas.

martes, 22 de agosto de 2017

Patatas guisadas con setas

Las Patatas guisadas con Setas es una excelente receta que nos permite ser creativos con las setas que dan un muy buen gusto a los quisos,  con el toque  que siempre proporcionan las patatas

Patatas guisadas con Setas

Ingredientes para 4 personas

 1 kg de patatas  200 g de setas variadas  2 puerros  1 cebolla  2 ajos  3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra  1 cucharada de harina  1 cucharada de pimentón de La Vera Sal y pimienta

Lavar, pelar y trocear las patatas. Poner una cazuela al fuego con un fondo de aceite de oliva, añadir la cucharada de harina y remover para que no se pegue. Bajar el fuego al mínimo, para incorporar el pimentón junto con las patatas.


Saltear durante unos minutos.

Picar finos la cebolla, el puerro y los ajos y sofreírlos durante unos minutos en una sartén con un poquito de aceite.Añadir a la cazuela de las patatas, el sofrito y las setas con el jugo que han podido soltar. Sazonar con sal y pimienta y añadir un vaso de agua.

Dejar cocer unos 20 minutos hasta que las patatas estén cocidas. Servir.

Asi de facil es cocinar este quiso de Patatas guisadas con Setas

lunes, 31 de julio de 2017

Arroz con pulpo a la menorquina



En toda nuestra geografía hay una gran variedad de arroces, ya sean secos, cremosos, a banda o caldosos. Aquí os dejo uno de ellos,  arroz con pulpo a la menorquina



Ingredientes 4 personas:
1 pulpo de 1 Kg, -1 cebolla picada- 2 dientes de ajo laminados -1 pimiento verde mediano- 2 tomates grandes rallados - 400 g de arroz -1 cucharadita de pimentón- 100 g de guisantes
750 ml del agua del pulpo- perejil para decorar -aceite de oliva y sal.

En una olla con agua salada sumerge el pulpo tres veces antes de dejar cocer durante 1 hora o hasta 
que esté tierno. Retíralo del agua y córtalo en trocitos.

Reserva el agua para el arroz.

Pon un poco de aceite en una cazuela y sofríe la cebolla, los dientes de ajo y el pimiento cortado en daditos. Cuando estén tiernos añade el tomate.

Deja que se enfríe durante unos 10minutos o hasta que haya perdido el agua, entonces incorpora el  arroz, el pimentón y los guisantes, remueve durante un par  de minutos y añade el pulpo troceado y 750 ml del  agua en el que se ha cocido.

Deja que cueza durante  diez minutos a fuego Fuerte, baja el fuego y cuece 10 minutos más o hasta que el arroz se haya cocido.

Este arroz con pulpo a la menorquina no debe quedar seco sino meloso.

lunes, 17 de julio de 2017

Solomillo de ternera con salsa de champiñones



El solomillo de ternera es una carne tierna y de sabor suave que se puede cocinar de muchas formas diferentes y, en todas, queda espectacularmente buena, como te quedara esta receta de Solomillo de ternera con salsa de champiñones.

Ingredientes 4 personas:
4 trozos de solomillo de ternera (de unos 200 g) • 8 lonchas de panceta • 1 chalota • 1/2 cabeza de ajos• 16 champiñones • 2 yemas de huevo • 1 limón • 1 cucharada de harina• 1 copa de coñac • 200 ml de leche • 1/2 vaso de nata • aceite de oliva • tomillo • 1 hoja de laurel • perejil • pimienta • nuez moscada • sal.

Solomillo de ternera con salsa de champiñones
1 Mete en el horno a 180 ºC media cabeza de ajos aceitada por todas partes y cocínala hasta que esté asada (unos 15-20 minutos).

2 Haz la salsa de champiñones: pon en una sartén con aceite la chalota y deja que se poche hasta que esté transparente; lamina e incorpora los champiñones; cocina dos minutos más y añade los dientes de ajo asados. Sigue cocinando 5 minutos, añade el coñac y, cuando esté caliente, flambéalo. Retira una parte de los champiñones para decorar.

3 En otra sartén, agrega la harina y dórala; vierte la leche y la nata, la pimienta, tomillo, laurel, perejil y la nuez moscada; añade el sofrito de champiñones y cocina hasta que la salsa esté en su punto. Incorpora la yema y el limón, remueve y deja reposar.

4 Envuelve cada pieza de solomillo con dos lonchas de panceta. Sazona y dóralos en una sartén con un chorrito de aceite. Colócalos en una bandeja y hornea a 200 ºC, 8-10 minutos.

5 Sirve los solomillos con su salsa y los champiñones reservados.
Truco:
Incorpora un trozo de queso azul a la salsa de nata para que su sabor sea aún más potente.

miércoles, 28 de junio de 2017

Claves para cocinar un buen arroz meloso:



Tres son las claves esenciales para cocinar un buen arroz meloso.
El arroz meloso es una preparación de arroces con un punto de cocción queda en una gama intermedia entre los arroces secos y los caldosos Estas son las claves esenciales para unos arroces melosos riquísimos.


Claves para cocinar un buen arroz meloso:


Tipo de arroz:

Los más ricos en almidón te aseguran esa textura untuosa que tanto nos gusta. Los arroces típicos del risotto, como el arborio o el carneroli también son adecuados para los melosos. Una vez que se ha añadido el arroz y se ha impregnado bien en el caldo, no debe  moverse demasiado.

Las medidas:

Para hacer un arroz meloso hay que añadir 2,5 medidas de líquido por cada una de arroz. Si hay muchas verduras entre los ingredientes (que ya sabes que llevan mucha agua), puedes reducir la cantidad al doble.

Los tiempos:

Cocínalos entre 15-17 minutos. Viene bien dejarlos reposar unos 5 minutos para que se asiente. El arroz meloso tiene más líquido y queda menos apelmazado que el risotto, por lo que es normal tenerlo que servir en plato sopero.


Enlaces relacionados:  Arroz meloso con costillas

sábado, 24 de junio de 2017

Arroz meloso con costillas



Ni secos ni caldosos, en su punto medio. Y los puedes preparar de carne, de pescado, de marisco, de setas, de verduras,  unos arroces riquísimos como este arroz meloso con costillas

Arroz meloso con costillas

Dificultad: media,  Preparación: 40 minutos

Ingredientes para 4 personas

400 g de arroz • 1/2 kg de costillas de cerdo • 1 cebolla tierna • 2 pimientos verdes • 1 litro de caldo de ave • aceite de oliva virgen extra • 250 g de setas • vino blanco • sal.


1 En una olla con un poco de aceite de oliva, sofríe la cebolla picada y sazónala para que quede tierna. Añade los pimientos bien picados y sigue rehogando tres minutos.

2 Dora las costillas en una sartén aparte hasta que tengan un bonito color.

3 Añade el arroz a la olla, deja que se dore y tome todos los sabores del sofrito, riega con el vino blanco y deja que éste evapore. En ese momento, incorpora las costillas y las setas troceadas, y cubre con el caldo caliente.

4 Ponlo a fuego fuerte hasta que comience a hervir y, en ese instante, baja el fuego y deja cocinar entre 15 y 18 minutos. Prueba, sazona al gusto y deja reposar cinco minutos antes de servir.